viernes, 22 de noviembre de 2013

CLAUSURA DE LA II EDICIÓN DE MÚSICA ARGENSÓLICA

Mil gracias a todos los que habéis hecho posible este día tan musical. Esperamos poder repetir la experiencia en los próximos cursos, pero desgraciadamente eso no está en nuestras manos.
Aún así seguiremos luchando por la música en las escuelas... ¿Nos acompañáis?

5 comentarios:

Puri dijo...

Felicidades a todos las Cecilias y Cecilios. A los musicaires, músicos, musiciens, juglares, trovadores y titiriteros. A todos los que hacen música, viven la música, estudian música y disfrutan la música. A los papás que cantan nanas, a las mamás que mecen en los brazos, a los abuelos que cantan canciones, a los tíos que cantan juegos, a los maestros que explican cantando, a las maestras que cantan cuentos, a las maestras que cantan mientras dan a la cuerda, a los maestros de música, a los papás que escuchan con una sonrisa los primeros ensayos de flauta de sus hijos (y a sus vecinos), a los papás que llevan a sus hijos a las escuelas de música con lluvia, viento y frío, a las mamás que ayudan a sus hijas a estudiar música aunque solo vean "puntitos que la maestra entiende", a los alumnos que se esfuerzan para que todo suene bien, a los que sin saber leer bien las partituras se esfuerzan para tocar con la orquesta de la clase y a los que sin ser bailarines profesiones se esfuerzan en seguir el ritmo. Y para todos los OPTAMOS por poner banda sonora a nuestra vida.

Anónimo dijo...

Por supuesto que os acompañamos!! sería terrible vivir sin música...... gracias!!

Miriam dijo...

Totalmente de acuerdo... la vida sin música sería un error. Ánimo compi!!

Anónimo dijo...

Enhorabuena, a las profes de música por la ilusión y horas de trabajo que hay detrás de todas estas actuaciones. A tod@s l@s que han compartido con nosotr@s su talento. Y por supuesto felicidades por la canción final a tod@s l@s alumn@s del centro.

Julio dijo...

La música nos ayuda a leer y memorizar mejor, pero sobre todo, nos hace más sensibles a todo lo que nos rodea y hace que seamos un poco más felices. ¿Se puede pedir más? No dejaremos que algo tan importante desaparezca de nuestras escuelas. Hasta el próximo año y felicidades al departamento de música del centro por su labor.

Publicar un comentario