jueves, 2 de marzo de 2017

II DÍA DE LA SALUD

Ayer 1 de marzo en el colegio Hermanos Argensola, una enfermera y una médica del hospital Royo Villanova, que aparte, son madres de alumnos del colegio, dieron una charla a los alumnos de primero, segundo y quinto de primaria. Sus nombres son: Sonia y Eva.  Nos han enseñado lo importante que es la salud.
Para comenzar el día nos dieron una charla sobre prevención y peligros, y de todo tipo de heridas tanto de dentro como fuera de casa. La mayoría de las intoxicaciones suelen ser intoxicaciones, cortes, quemaduras, etc. Nada más empezar nos enseñaron los peligros que hay en la cocina ¡Son muchos! Más tarde nos han hablado de los peligros que hay en el baño, uno de ellos era que te puedes resbalar en la bañera, y más tarde en el resto de la casa como las ventanas.
También nos han explicado que hay que hacer en situaciones cuando la gente se está ahogando, como por ejemplo, la maniobra de Heimlich.  Hay que usarla cuando alguien se está atragantando y consiste en seguir el esternón hasta el final donde hay una especie de hueco, y dos dedos más arriba, hay que apretar con las manos en puño hasta que vuelva a respirar.
Después, cuando acabó la charla nos han puesto un vídeo de desayunos saludables y nos han dado de almorzar: media manzana, medio plátano, un huesito y dos tostadas.
Más tarde, después del recreo hemos puesto en práctica la charla que nos han dado. Par empezar hemos practicado la RCP, la reanimación con un muñeco de plástico. Le teníamos que apretar donde nos habían explicado, y si lo hacíamos bien en la parte inferior del muñeco se ponía verde, o si no, roja.  También hemos practicado con bebes apretando con los pulgares.  Aproximadamente a los mayores había que hacérselo treinta veces y a gente de mediana edad quince veces.
En el siguiente cursillo había repartidos en las mesas distintos aparatos que usan los pediatras y nos han dejado probarlos.  Estos son algunos de ellos: pulsímetro, otoscopio, estetoscopio, una especie de bolsa que sirve para coger muestra de orina a los bebes, mascarillas de inmovilización de la clavícula, collarín, etc.
Para finalizar el día aún nos quedaban dos talleres muy curiosos.  En el primero nos han dado una pata de cerdo para que probáramos con ella a anestesiarla y ponerle grapas.  Para anestesiarle teníamos que coger una jeringuilla muy afiliada y pincharle en diagonal.  Después con el bisturí le hemos una raja y hemos cogido una aguja con las tijeras.  En la otra mano con unas pinzas cogíamos una parte de la carne y pasábamos la aguja y después un nudo especial que nos han enseñado. También hemos probado a poner grapas, cogíamos las pinzas y juntábamos la parte abierta y con la grapadora, que es una especie de pistola que tiene una flecha en la parte superior, hemos puesto la flecha mirando hacia abajo y hemos apretado con todas nuestras fuerzas.  Y estas son distintas técnicas de cerrar cicatrices.
El último taller trataban de vendajes.  A cada persona le vendaban como querían.  A algunos les han vendado la mano, a otros el dedo,.  También hemos hecho medidas con la jeringuillas y medicamentos.
Antes de marcharnos a casa les hemos dado las gracias por venir y nos han explicado una cosa muy curiosa. Que cuando un paciente se contagia se tiene que poner un traje, gafas, guantes y zapatos de papel, pero lo más curioso y complicado es que para quitárselo no pueden tocar la parte de fuera del traje ni las cremalleras ni nada porque se pueden contagiar.
Esta experiencia nos ha gustado mucho porque hemos aprendido mucho. Lo que más nos ha gustado ha sido aprender a reanimar a gente porque si en algún momento encuentro a gente ene ese estado podemos ayudarla.
¡NOS LO HEMOS PASADO GENIAL!

Reporter@s: Celia, África, Nuria, Natalia y Álvaro.


Fotos de la Jornada


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante iniciativa. Sería conveniente, quizás, organizar también algún tipo de actividad sobre salud y bienestar psíquico infantil, con participación de los docentes y orientadores para actualizar su formación sobre el trato que se debe dispensar a los niños con vistas a estimular su aprendizaje y autoestima, evitando conductas contraproducentes propias de paradigmas educativos superados hace décadas, que violan lo dispuesto en la Ley aragonesa de la infancia y la adolescencia y que por ende, darían pie a la apertura de un expediente disciplinario de ser denunciadas...

Publicar un comentario