jueves, 20 de junio de 2019

Despedida.

Hoy se acaba una etapa en mi vida profesional y quería aprovechar este Blog para despedirme de la Comunidad Educativa del Colegio Hermanos Argensola, donde tan a gusto me he sentido, he trabajado y he compartido los últimos 15 años de mi vida.

Son muchos los alumnos, compañeros y padres con los que he convivido estos años y a todos os quiero agradecer vuestra paciencia, apoyo, colaboración y en muchos casos amistad.

Hay unos versos de Gabriel Celaya que siempre he tenido pegados en las paredes de las aulas en las que he trabajado y que resumen lo que siempre ha sido para mi. más que un trabajo una vocación y un objetivo de vida:

"Educar es lo mismo
que ponerle motor a una barca.
hay que medir, pesar, equilibrar...
Y poner todo en marcha.

Pero para eso uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino,
un poco de pirata,
un poco de poeta,
y un kilo y medio de paciencia concentrada

Pero es consolador soñar,
mientras uno trabaja,
que ese barco-ese niño-
irá muy lejos por el agua.

Saber que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas.

Saber que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos
seguirá nuestra bandera enarbolada"

Hasta siempre.

Un fuerte abrazo.

Miguel Ángel



0 comentarios:

Publicar un comentario