lunes, 29 de noviembre de 2010

UN DÍA EN LA CUEVA

Parece mentira lo que ha avanzado la vida. Si volviéramos a pasado, veríamos como las personas vivían en cuevas.
Esta historia cuenta, como vivía una familia un día en su cueva.
La familia estaba compuesta por 3 personas:
El padre: Pedro, la madre: Vilma y el hijo Bam-Bam.
Por la mañana les despierta Bam-Bam, que es el despertador de la cueva.
Pedro se levanta y se va a cazar para que Vilma prepare la comida, Vilma viste a Bam-Bam con una piel de leopardo y esperan a que llegue Pedro con la caza.
- Bam-Bam, ¡Ya viene papá! Mira a ver qué nos trae hoy.
- ¡Papá, papá!, ¿Qué has cazado hoy?
- Hoy tenemos un ciervo, dice Pedro.

Mientras Vilma cocina el ciervo, Pedro le enseña a Bam-Bam a tallar madera para hacer objetos para la cueva.
Comen en mesas de piedra y se sientan en piedras. No tienen platos ni cubiertos, pero Pedro con Bam-Bam se encargan todos los días de hacer algún utensilio.
Por la tarde salen a pasear por un bosque cercano a la cueva. Mientras, Pedro, pone unos cepos y así a la vuelta recogen la cena.
Vuelven a la cueva antes de anochecer para encender fuego y hacer la cena.
Vilma le cuenta un cuento todas las noches a Bam-Bam, y una vez que se ha dormido, Pedro y Vilma piensan lo que harán al día siguiente.

FIN
AITANA PÉREZ

4 comentarios:

Óscar M. dijo...

Interesante redacción. Me parece que ahora mismo se nos haría muy complicado vivir así, ¿no crees?
Esto nos sirve para apreciar todo lo que tenemos.

Elena dijo...

Una historia muy chula Aitana te has esforzado mucho.
ELENA MODREGO 4ºB

Anónimo dijo...

MUY PAJA DE QUE TRATA EL TEXTO NOSE PERO PAJA







Anónimo dijo...

PAJA





Publicar un comentario