sábado, 22 de febrero de 2014

Bailar ayuda al desarrollo físico y mental de los niños.

Seguro que vuestros hijos os cuentan todo lo que hacemos en la clase de música. 
No todo es cantar y tocar instrumentos, una parte importante es bailar y vivenciar la música a través de nuestro cuerpo y su movimiento.

En el área artística utilizamos el movimiento y la danza con varias intenciones:
  • Vivenciar el pulso y los ritmos que posteriormente estudiaremos.
  • Sincronizar nuestro cuerpo con lo que escuchamos, mejorando nuestra capacidad de atención y motricidad.
  • Disociar partes del cuerpo en moviento. Afianzar la lateralidad.
  • Ejercitar la correcta posición del cuerpo y control muscular.
  • Desarrollar el sentido del equilibrio.
  • Crear reflejos para controlar la mente y el cuerpo.
  • Mejorar el control del espacio en el tiempo.
  • Afianzar al alumno en la realización de sus desplazamientos en el espacio y con otros elementos en movimiento (sus compañeros).
  • Ayudar al niño a que conozca las posibilidades de su propio cuerpo.
  • Desarrollar la creatividad y la imaginación de los niños.
  • Socializar al grupo clase.
  • Conocer otras culturas y países ¡¡y nuestras tradiciones!! a través de sus danzas.
¡Y nos los pasamos genial!

"Los niños que estudian algún tipo de baile desarrollan gran capacidad para trabajar en conjunto y aprenden a aceptar a otras personas aunque sean diferentes a ellos.
En el sentido intelectual, aprender a bailar desde pequeños, los ayuda a ser más estructurados, centrados y a enfocar su atención."
Extracto de "desarrollando físico e inteligencia de los niños bailando. Plenilunia Salud Mujer. Lee el artículo completo aquí.


0 comentarios:

Publicar un comentario