sábado, 15 de febrero de 2014

Una docena de razones para estudiar música.

Las ventajas de emprender estudios musicales son muchas más que los inconvenientes. Aquí os dejamos una docena para aquellos que estéis indecisos o simplemente no os lo habíais planteado:
1. Desarrollo de la psicomotricidad. Conseguir que el instrumento suene y suene correctamente es un ejercicio de psicomotricidad de lo más completo. 
2. Competencias en idiomas. La música es un lenguaje en si mismo con su propio alfabeto. 
3. Pensamiento lógico. Desarrolla el razonamiento lógico-matemático y estructura los mapas mentales. 
4. Pensamiento múltiple. Las notas deben sonar con la duración, afinación, intensidad, ritmo e intención que se nos pide. 
5. Sensibilidad artística. Tocar un instrumento desarrolla la creatividad a través de la experimentación. 
6. Capacidad de autoescucha y reflexión. Para dominar un instrumento hay que escuchar lo que se está tocando, analizarlo y corregir lo que sea necesario. 
7. Empatía y habilidades sociales. Para poder tocar en grupo es imprescindible escuchar a los demás. 
8. Educación en valores. Requiere trabajo constante, esfuerzo y perseverancia 
9. Autoestima. Los pequeños avances de cada día, la motivación y perfeccionismo a medio plazo y a largo plazo ver que el esfuerzo ha merecido la pena. 
10. Serán más responsables y cuidadosos. Un instrumento necesita que seamos responsables y cuidadosos con él. (Y lo llevemos a clase).
11. La casa será más alegre. Siempre da alegría a la casa (o al bloque de pisos, o a la calle entera…).
12. Queda muy bien en las celebraciones familiares. Contentos de demostrar lo que son capaces de hacer y los mayores babeando de verlo.

Sinopsis del artículo Una docena de razones por las que los niños deberían estudiar música de Eduard Ruano, profesor de tuba del conservatorio profesional de Zaragoza. Puedes leerlo completo aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario